Actos médicos

La cirugía de bypass coronario consiste en restablecer el flujo sanguíneo normal de las arterias coronarias obstruidas. Esto se logra mediante la interposición de arterias o venas propias del paciente, sobre un sector sano de la arteria afectada. Así se saltea la obstrucción, formando un puente vascular (bypass).

Pueden utilizarse injertos venosos o arteriales, siendo preferibles estos últimos por su mayor permeabilidad lo que determina mayor supervivencia a largo plazo.

Contamos con gran experiencia y excelentes resultados con las técnicas de revascularización con injertos arteriales múltiples, siendo pioneros nacionales en esta técnica. Realizamos una variante especial (esqueletización mamaria), lo que disminuye al mínimo la posibilidad de infecciones.

Como control de calidad indispensable, realizamos control intraoperatorio de la calidad de los bypass coronarios mediante un equipo de última generación. De esta forma aseguramos al paciente las máximas garantías de seguridad y éxito de su revascularización. Este control, no financiado por el FNR, fue introducido en el país por nuestro centro y se realiza en todos nuestros pacientes, sin excepción y sin costo para los mismos.

La revascularización con injertos arteriales, su esqueletización y el control del flujo de los bypass, son los tres mayores avances a nivel mundial en la cirugía de bypass. En las tres técnicas poseemos la mayor experiencia nacional.

By-pass

Cirugía de revascularización coronaria o “By-pass” (puente aorto-coronario):

Este tipo de intervención está destinada a tratar problemas derivados de la obstrucción de las arterias coronarias. Consiste en unir la aorta con la arteria coronaria enferma salteando el lugar donde se encuentra la obstrucción, formando una especie de puente entre ambas, que se denomina “bypass”. A través de este puente la sangre puede irrigar adecuadamente el músculo cardiaco. El número de puentes es variable según las necesidades de cada paciente. Estos puentes son creados con segmentos de otras venas o arterias del cuerpo, como ser la arteria mamaria interna (arteria que se ubica cerca del esternón en el interior del tórax, la vena safena interna (vena de la pierna), u otros vasos. La utilización de estas venas o arterias no afectará al paciente ni causará otros problemas derivados.

Cirugía valvular

Las válvulas cardíacas (mitral, tricúspide, pulmonar, aórtica) están diseñadas para controlar la dirección del flujo sanguíneo que entra y sale del corazón. En términos generales son dos los problemas más frecuentes que las pueden afectar: estenosis e insuficiencia. La estenosis es un engrosamiento del tejido valvular que causa un estrechamiento del orificio. La insuficiencia es una incapacidad de la válvula para cerrar completamente originándose reflujos o fugas de sangre. La cirugía valvular es un tipo de intervención destinada a reparar o reemplazar una o más válvulas cardíacas lesionadas, a los efectos de disminuir o eliminar estas anomalías y de esta manera los síntomas provocados por el mal funcionamiento de éstas. Para el reemplazo valvular se utilizan prótesis de tipo mecánico, de tipo biológico o homoinjertos fabricados con tejidos humanos. La prótesis valvular más apropiada para utilizar depende de la edad del paciente, necesidad de anticoagulación y de la válvula a tratar, considerando las ventajas y desventajas de cada tipo de prótesis. El INCC es el centro de con mayor número de procedimientos valvulares, a su vez, somos el centro que realiza más Ecocardiogramas Intraoperatorios. La experiencia en patologías como la Miocadiopatía hipertrófica nos coloca como referentes en el sector.

Cirugía de aorta torácica

Este tipo de cirugía permite el reemplazo de una porción o sector de la arteria aorta (ya sea la aorta ascendente, el arco aórtico o la aorta torácica descendente) que se encuentra afectado por un aneurisma. Un aneurisma es un ensanchamiento o dilatación anormal de un sector de una arteria, cuya rotura puede llevar a la muerte del paciente. La intervención consiste en sustituir la porción aneurismática de la arteria con un injerto de material sintético.

Cirugía de cardiopatía congénita

Las cardiopatías congénitas son anomalías en la estructura y/o función del corazón que se desarrollan antes del nacimiento. Estas alteraciones pueden afectar una o varias de las cuatro cámaras cardíacas, los tabiques que las separan, las válvulas o los tractos de salida del corazón. La cirugía de cardiopatías congénitas pueden ser curativas para corregir la anormalidad en forma definitiva, reparadoras o correctivas cuando se reconstruyen o reparan dejando secuelas o lesiones obligadas, paliativas para aliviar los síntomas dejando la anomalía básica estructural sin reparar, La mayoría de los quienes precisan nuevamente cirugía (Reoperativa) son los que padecen lesiones y secuelas residuales importantes, o los que tienen solamente cirugía paliativa previa.