Anticoagulantes directos: eficacia y seguridad en la vida real

Este es un metaanálisis que reúne 28 estudios observacionales que comparan de forma ajustada el uso de anticoagulantes orales directos (ACOD) frente a anticoagulantes antivitamina K (AVK) en pacientes con fibrilación auricular (FA).

Dentro de los resultados analizados se incluyen: ictus isquémico, ictus isquémico o embolia sistémica, cualquier ictus o embolia sistémica, infarto de miocardio (IAM), hemorragia intracraneal, hemorragia mayor, hemorragia gastrointestinal y muerte. El número de muestra varía en función del resultado y el ACOD evaluado, contando con hasta 606.855 pacientes en el caso de hemorragia intracraneal con dabigatrán frente a AVK.

Comparados con AVK, todos los ACOD evaluados se asociaron con una clara y contundente reducción de hemorragia intracraneal (apixabán hazard ratio [HR] 0;45; intervalo de confianza (IC) 95%: 0,31-0,63; dabigatrán HR 0,42; IC 95%: 0,37-0,49; rivaroxabán HR 0,64; IC 95%: 0,47-0,86) y no se objetivaron diferencias significativas con respecto a las tasas de ictus isquémico y de ictus isquémico o embolia sistémica. Apixabán y dabigatrán mostraron una mortalidad más baja frente a AVK (HR 0,65; IC 95%: 0,56-0,75 y HR 0,63; IC 95%: 0,53-0,75, respectivamente) y no se encontraron diferencias significativas con dabigatrán o rivaroxabán frente a AVK en la tasa de infarto de miocardio. Dabigatrán y rivaroxabán presentaron más hemorragias gastrointestinales frente a AVK (HR 1,20; IC 95%: 1,06-1,36 y HR 1,24; IC 95%: 1,08-1,41, respectivamente), mientras que apixabán mostró menos hemorragias gastrointestinales (HR 0,63; IC 95%: 0,42-0,95) y menos hemorragias mayores (HR 0,55; IC 95%: 0,48-0,63).

Descargar documento